martes, 5 de junio de 2007

Caifanes - Vivieron juntos infiernos mutuos (entrevista a los 5)

Con permiso de Julián Woodside transcribimos aquí el artículo del número de junio de la revista Switch en donde viene una entrevista que le realizó a los 5 Caifanes que todos recordamos... Saúl, Alejandro, Alfonso, Sabo y Diego juntos por primera vez en 14 años... si les interesa compren la revista donde también viene la opinión de estos músicos sobre el rock mexicano. ¿Se juntarán? Es lo de menos cuando hay tantos mitos a su alrededor que primero hay que esclarecer. Saludos...

“Vivieron juntos infiernos mutuos”
Por Julian Woodside


Sólo el tiempo y la distancia ayudan a ver todo en perspectiva. A 20 años del surgimiento y a 14 de la última entrevista con todos sus integrantes, los cinco Caifanes derrumban mitos, aclaran algunas dudas y analizan qué sucedió con la banda mexicana que más ayudó a romper muros y levantar los sueños de tantas otras por venir.

Como toda banda que deja su registro en el inconsciente colectivo, alrededor de Caifanes se han construido mitos y espacios de desinformación que han perjudicado su imagen como individuos, distrayéndonos de lo más importante: su música. En tan sólo cuatro discos, Caifanes marcó a hierro y fuego el devenir del rock mexicano, y poco importa si hablamos de ellos como cuarteto, trío o quinteto, en la memoria de la gente no hay una guerra de protagonismos, sólo canciones que a la fecha se siguen cantando.

La desinformación ha generado mitos (algunos vox populi y otros verdaderas curiosidades), y eso ha logrado que sea casi imposible reunirlos para hablar en retrospectiva acerca de su legado, conflictos y hasta simples anécdotas, como el que hayan condicionado su primer contrato con BMG a que también firmaran a la Maldita Vecindad. Pero de toda esa aura de misterio que rodea a Caifanes, sin duda el detalle que ha generado más comentarios, pláticas de cantina y derroche de tinta en la prensa es si Marcovich se quedó con los derechos del nombre “Caifanes”. Su respuesta es contundente: “Quiero aclarar de una vez por todas que yo no me quedé con el nombre, se registró en 1994 a favor de Alfonso, Saúl y mío tras la salida de Sabo y Diego”.

Al margen de los fans y lo que ha escrito la prensa, ellos tienen bien claras las cuestiones personales; sobre lo que no hay duda es que tras su primer tocada en Rockotitlán, el 11 de abril de 1987, Caifanes marcó un parteaguas y significó la apertura para el rock mexicano. Tras esa tocada, cuatro discos, giras internacionales y años de experiencia, los cinco integrantes que recuerda la gente: Saúl, Alejandro, Diego, Sabo y Alfonso, utilizan este espacio para hablar en retrospectiva de su experiencia. No queda más que darles la palabra aunque, les aseguramos, todavía queda mucho por decir.

¿MIRANDO HACIA ATRÁS, CÓMO VEN A LOS CAIFANES?

Diego Herrera (DH):
Tenía que haber una evolución, yo sé que fue muy importante lo que logramos, pero si partimos de que lo hicimos porque así los quisimos, lo demás es consecuencia.

Alfonso André (AA):
Fue una banda extraña, no el típico grupo en el que se juntan los cuates de la secundaria, éramos personas de lugares muy distintos y también diferentes maneras de pensar. No había una unidad, pero musicalmente funcionaba.

Saúl Hernández (SH): Siempre fuimos un grupo que, dentro de todas nuestras diferencias y búsquedas personales, tenía muy claro lo que quería: que fuéramos nosotros, que tocáramos lo que queríamos sin lamerle el culo a nadie. Juntos o separados nos hemos mantenido con esa característica. Eso fue otra de las cosas chingonas de Caifanes, no tuvimos miedo, fue algo muy chingón... muy chingón.

Sabo Romo (SR): ¿Por qué tienes que tener un espacio? Si no hay, pues lo haces. ¿Cuál es el pedo? Si Caifanes hubiera sido concebido en esta onda de la búsqueda de un espacio seguramente no habría pasado nada. Se habría ido como muchos otros proyectos: derechito pal carajo.

Alejandro Marcovich (AM): Era un grupo con una dinámica muy compleja que venía desde antes, y así se quedó hasta el último momento; creo que esa química medio disléxico-amorfa y complicada, así como mágica y maravillosa, hizo de Caifanes un grupo genial. Le tocó ser el grupo que partiera plaza, abriera puertas y definiera una nueva etapa del rock nacional porque conjuntaba muchas características.

SH: Hubo esa inquietud (por el folcklor), no de recuperar, que es un error, pero sí de ‘acercarnos’. También había esa búsqueda de identidad musical, porque el blues es muy chingón, pero no soy ni negro, ni inglés, ni gringo, soy mestizo. Cuando hicimos estas canciones y nos metimos en este mundo nos sentimos identificados.

AM: Desde el principio andaba tratando de desempolvar estos recursos musicales y ponerlos en un contexto moderno. En México había géneros musicales que me daban mucha curiosidad y no causaban complejo de identidad. Empecé a meterme en ellos por una búsqueda estética, pues eran igual de válidos y contundentes que el reggae.

SILENCIO, CAIFANES CREANDO


Un grupo en el que cada uno de sus miembros aportaba su conocimiento, y eso es algo que se puede rastrear en cada arreglo y cada acorde, en cada grito y en el complejo entramado sonoro que nos brindaron como conjunto. Por todo esto y más, el proceso creativo de Caifanes no es un tema menor para el rock hecho en México.

AA: Como decía Robert Fripp, no hay que tratar de tocar la música, sino que la música te toque a ti, estar abierto y no usar tanto la cabeza... dejarte ir.

SH: Se fue formando poco a poco, todo comenzó dentro de mi cabeza como un proyecto que nos permitía hacer lo que nos diera la gana y que a la vez me hiciera sentir cómodo como compositor. No soy un gran instrumentista, mis canciones son la parte de ese aporte. Al principio no me entendía muy bien, no sabía por dónde llegar, por eso para mí Memo Briseño fue un parámetro de reubicación.

DH: Había varios métodos de composición, lo manejábamos de acuerdo a lo que pedía la rola. De repente alguien empezaba a tocar algo y el que seguía se montaba, y así; luego Saúl se la llevaba y le ponía letra, etc. El sonido lo hacíamos juntos, y había una combinación de lo que cada quien traía, ésa era la onda.

SR: Tenía una línea muy definida, y hay una cosa que es evidente y quiero aclarar de una vez por todas: ese liderazgo en muchos sentidos de parte de Saúl no está en discusión. Cuando él marcaba una pauta lírica con una línea muy clara de hacia dónde iba, lo que seguía era estructurar una canción y darle forma. Entonces aparecía Diego, y también Alejandro con una serie de cosas armónicas bien suaves. Al final era un proceso del que nos adueñábamos todos, cada uno contribuía. Alejandro desahogaba el compromiso de Saúl de tocar y cantar, y funcionaba mejor sin la presión de ser el guitarrista líder del proyecto; así cantaba más suelto.

AM: Quiero hablar de ese grupo donde cada quien era amo y señor de su instrumento. Un grupo donde difícilmente podía llegar alguien y decirle a los demás ‘ya concebí esto y esto es lo que tienen que hacer’. Era un grupo muy rico, pero siempre había que mediar entre el liricismo y personalidad de Diego con el sax y los sintes, y yo; y a eso sumarle la complejidad de los bajeos barrocos de Sabo. Lo que ayudó mucho fue la triangulación entre Alfonso, Saúl y yo. Nosotros éramos más de viajar, de quedarnos tocando y vomitando ensayos.

¿POR QUÉ SE APAGÓ LA LLAMA?...
SIEMPRE QUEDA ALGO POR DECIR


Hoy las palabras son más frías y los comentarios más objetivos, sólo el tiempo sana las heridas y lo que adquiere un peso mayor es lo bueno y, sobre todo, la música que dejaron. Después de que la prensa haya hablado y metido tanto la cresta sin saber la realidad, los cinco Caifanes aún tienen mucho por decir, mucho más de lo que podría caber en esta revista.

AA: Ha habido mucha gente hablando sobre la separación, pero los que deberíamos hacerlo somos nosotros cinco. Que no se metan en lo que no les importa.

DH: Llegó un momento en el que no estaba a gusto, no me gustaba lo que estaba pasando, absorbía demasiado de mi vida y por eso me salí. No sé si los medios han hecho justicia a la historia o no.

SH: Que los medios valoren una propuesta fundamental, y no se fijen tanto en lo momentáneo; que realmente todo este movimiento no sea nada más una necesidad de cobrar quincenas, sino una cuestión de entrega real.

SR: La parte más jodida tiene que ver con que los medios tienen una tendencia a exaltar lo más jodido del asunto porque da nota y vende. Me parece triste que a estas alturas continue esta situación de Alejandro y Saúl, si se pegaron, si lo del nombre... ¿y lo artístico? A mí me vale madres. Todo eso sólo sirve para confundir, para que el público que ha seguido una trayectoria libre de escándalos, mamadas y pendejadas se fije en eso. En un momento más de uno de los protagonistas ya no sabe dónde empieza y termina la ficción.

AM: Las rencillas y el supuesto odio se han vuelto algo mitológico. Entiendan que somos humanos y compartimos demasiadas cosas como para olvidarnos... es el simple hecho de hacer las paces con la historia y respetarla, sin mezquindades. Que quede eso en la historia, no el lado pobre, los fracasos interpersonales, los errores. Los cinco aportamos de diferentes maneras en diferentes fórmulas. La suma de todo eso es lo que fue Caifanes.

¿HABRÁ UN REGRESO?...
“te daré mis ojos para que llores”


La respuesta a la pregunta del millón se hará esperar, pero en algo coinciden los cinco: fue muy divertido trabajar en conjunto y en la balanza del tiempo los recuerdos son más positivos que negativos. Ahora, con la incorporación de Diego a unas presentaciones de Jaguares, un proceso de recomposición no se ve nada mal: “Me agrada de verdad, está muy divertido, se me antoja mucho que se dé la onda de componer, de encerrarnos en una parte más creativa”; sin embargo, Sabo Romo calma la aguas: “Los Caifanes están muertos. Si en un momento tuviéramos la oportunidad de revivirlo sería bien divertido, pero lo veo complicado por una razón muy simple: no nos da la gana”. Alfonso, por su parte, aclaró que “todo el mundo está queriendo juntar a Caifanes, pero Saúl no quiere porque cree que es una movida para sacar lana y no le interesa, está en Jaguares, es su proyecto. A mí sí me gustaría volver a tocar con esos güeyes... un concierto, un disco, una canción, porque en algún momento hicimos algo chingón y es gente a la que considero muy buenos músicos”. El dejo de optimismo (aunque moderado) nos llega en boca de Marcovich, para quien “la fuerza y la conexión siguen ahí por más que estemos distanciados. Si algo queda pendiente es encontrar la oportunidad, el espacio y el momento para acercarnos y hacer las paces con uno mismo y con el pasado. No estoy diciendo que Caifanes se reúna para tocar”. Saúl es más elíptico: “Yo me siento igual, soy una persona que se destruye para reconstruirse; hace 20 años estaba proponiéndome lo mismo que ahorita, construir algo. En lo personal no me parece algo muy lejano ni que haya pasado por accidente y tenga que recordarlo para tener más seguridad”, y nos deja un último pensamiento flotando: “Lo único que puedo decir es que, bien o mal, con o sin problemas, entendiéndonos o no, pasó lo que pasó y finalmente nos vamos juntos”...

... Claro, como el mar, lento y seguro.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

El que mete cisaña para que NO se junten es el Vampiro porque NO quiere perder su chamba ya que siendo un "guitarrista" tan MEDIOCRE no tendrá a dónde ir si los Caifanes se reunen

Xpersona dijo...

ZURRENCE!!!!!!!


P.D. Yo también chillo de la emoción.

Anónimo dijo...

Despues de tres meses sin postear nada regresas con una entrada sobre Caifanes.... NO MANCHES !!!

Mexiconda dijo...

¡Hola! Aquí el link a algunas canciones que de vez en cuando voy colgando; incluyo comentarios menos informativos y más personales. Espero sea de tu interés. He puesto tu blog como link.
¡Saludos!

http://www1.fotolog.com/mexiconda

Marco Antonio dijo...

kionda pandilla

un parote nesesito los discos de ansia pero el link ya no funciona aver si unos de tantos camaradas se apiada de mi y me rola los dos ultimos discos de ansia de "" el de kieres mas? y el tabu""" vamos es por una buena causa se los kiero discutir a mi chikita en su cumple aunkesean copyas

este es mi correo merolevildestroyer@gmail.com

contacten chido banda

narsisolon dijo...

los invito a mi blog: gracias por tanta musica

Edgardo dijo...

HOla que tal oye de casualidad esta foto la tendras mas grande. me gusto un resto. ¿si la tienes me la mandarias? ojala gracias
edgardo286@hotmail.com

elterco dijo...

hola che buen blog este.

entra ha el mio muy humilde jaja es sobre noticias del rock argentino
adios

http://eltercorock.blogspot.com/

Anónimo dijo...

la verdad caifanes es una de las bandas legendarias de latino america, aca en colombia gusto mucho,y la vozde saul era muy misteriosa. humildemente les pido y visiten el blog de mi banda y escuchen las canciones.
http://estadosextremos.blogspot.com

Anónimo dijo...

yo escuche que saul y alejandro eran chayotones y fue un lio entre chayotes pintos

Anónimo dijo...

April 20, Zhenjiang, "people issue" section on the emergence of this called "Grandma sold for lettuce Louboutin Wedges," the post: "There is no one to buy, my grandmother had an acre and more fields to rot in the fields of lettuce it!" Louboutin Sandals This Posts immediate attention, yesterday afternoon, to see posts nearly 18,000 users, Louboutin Pumps and thread are also as many as 150 people. A large number of netizens expressed their willingness to buy "Granny's lettuce", users will have the nutritional content of lettuce and eat colored lettuce sent to the forum. Christian Louboutin Outlet For a time, the post became the most popular posts these days - "Grandma's lettuce," touched the hearts of all hearts, while the same Christian Louboutin sale was also concerned Jiangxinzhou the lettuce fields of other farmers buy Christian Louboutin.

Julio dijo...

Buena Entrevista!

Enrique Puga Castañeda dijo...

Hola Yo crecí escuchando a caifanes y creo que ese grupo fue un icono del rock mexicano, ya que sus canciones no fueron comerciales ni etiquetadas para ciertos grupos sociales.